• daniela2395

Hasta que me olvides... ¡El marketing que hace que el sol siga brillando!

Apenas unos meses antes de 2018, el año en que se lanzó la primera temporada de Luis Miguel "La serie" cuando los medios de comunicación hablaban sobre el Sol, era para mencionar cancelaciones de conciertos, demandas laborales, incumplimiento de contratos e incluso una acusación por plagio surgida hace más de 18 años. Poco a poco El Sol se ponía y el mundo, indiferente, observaba su ocaso.


El estreno de la serie en Netflix fue, sin duda, el relanzamiento de Luis Miguel como cantante y una figura emblemática en la historia de la cultura popular mexicana. Nada es casualidad, todo parece que parte de un plan previamente trazado que hasta ahora funcionó para brindarnos una serie de lecciones sobre los puntos que debemos considerar al relanzar un producto.



No puede haber un relanzamiento sin un cambio que sea claramente perceptible para el consumidor. La idea es mantener lo que por años ha descrito a el producto, pero presentándolo de manera nueva e innovadora. A veces es el rediseño del logotipo, otros de una variante en el producto en sí: nuevos sabores, colores o tamaños. Pero eso sí, antes de reinventarlo, es necesario definir muy bien lo que pretendemos lograr a través del cambio.


Desde el comienzo de su carrera, Luis Miguel había sido absolutamente hermético alrededor de su vida privada rodeada de rompecabezas por la relación conflictiva con su padre, por sus muchos amores y por la misteriosa desaparición de su madre. Los medios de comunicación han especulado durante más de 40 años alrededor de la verdad y ahora es el mismo artista que nos advierte que esté listo para revelar su historia.


Es el mismo cantante de siempre, pero con otra cara. El hermetismo ha quedado atrás. El nuevo Luis Miguel se presenta ante nuestros ojos, vulnerable y dispuesto a mostrarnos las heridas y secretos que durante décadas ha ocultado.


Contrariamente a lo que muchos habrían pensado, la serie encontraría lugar no solo en los corazones del público que lo vio nacer y crecer, la generación "X", sino que también fue muy bien recibida y aplaudida por la generación millennial, incluso por aquellas personas que no sabían de él. Esto se lo debemos a un buen marketing generacional.


Como sabemos, a través de este tipo de marketing, creamos estrategias que atraigan a consumidores de ciertas generaciones logrando así posicionarnos. ¿Pero cómo lograron esto en "Luis Miguel: ¿La serie"?


Para empezar, hablemos del método en el que la serie fue comercializada y viralizada. En el caso del cantante, el más natural habría sido que la serie se transmitiera en Televisa porque esta compañía fue la clave de su carrera, pero las audiencias han cambiado. Hoy en día, el público se ha trasladado a otras plataformas como Netflix y es por eso que el estudio del entorno es la primera lección que podemos rescatar.


Netflix bajo análisis de datos colocó la serie Luis Miguel el domingo por la noche, ya que estadísticamente, es el día y la hora en el que muchos países latinoamericanos, pero especialmente México, tienen la mayor concentración de espectadores. Además, para aumentar la deseabilidad y lograr que el fenómeno se extendiera por más tiempo, en lugar de subir toda la temporada y la gente pudiera terminarla en un tiempo récord y después olvidarla, regresaron a la vieja escuela de “dosificar” el contenido.


La serie tiene entonces dos puntos clave que todas las marcas en una estrategia de marketing digital deberían utilizar:


1.- Encontrar el mejor día para sus publicaciones y promociones con estadísticas

2.- Generar un hábito en los clientes para que siempre estés en el top of mind y regresen a ti



Y así fue, como cada domingo durante 13 semanas consecutivas, los consumidores se mantuvieron atentos al nuevo capítulo de Luis Miguel, La Serie y así ha sido estas últimas 7 semanas, ya que el ultimo capitulo saldrá este domingo 30 de mayo. Lo que nos lleva al siguiente punto; las redes sociales. Con cada nuevo capítulo, domingo a domingo, Micky se volvió Trending Topic invadiendo timelines con memes, bromas, documentación y videos que los espectadores utilizaban para resolver enigmas de la serie. Éste último fue otro punto clave de la serie, el storytelling que realmente cautivó al público. No se trató únicamente de contar una historia, ya que su marketing de contenido incitó a la gente a buscar lugares, nombres, entrevistas y fechas para complementar su experiencia.


Luis Miguel, La Serie, convirtió este engagement en ganancias. Días después del capítulo de la primera temporada en donde vimos su ruptura con Mariana Yazbek, la plataforma de streaming Spotify, anunció que las reproducciones de “Culpable o no” se incrementaron un 4 mil por ciento, lo mismo que paso con "Hasta que me olvides" que se convirtió en el himno de esta semana, después del primer capítulo de la segunda temporada. Pensémoslo bien, estas canciones se convirtieron en un éxito 30 años después de su primer lanzamiento. Y esto es también porque desde el estreno de la serie en 2018, la escucha de los temas de Luis Miguel, que parecían haber quedado abandonados desde hace mucho tiempo, al día de hoy han aumentado un 64 por ciento.


Es así como Luis Miguel renació de entre las cenizas. El éxito de su carrera se ha lanzado nuevamente a la cima, como un caso nunca antes visto en el marketing del entretenimiento y música pop. ¡Que viva el Sol de México!


La serie de Luis Miguel en Netflix ha cumplido con su cometido: relanzar al Sol, pero de él depende por cuánto tiempo más seguirá iluminando el cielo.


¿Qué opinas de estás estrategias de marketing de contenidos, marketing generacional, marketing de la nostalgia, storytelling y todo lo que gira alrededor de esta serie? ¿Tú también ya caíste en la Luis Miguel Manía? Déjame un comentario y no olvides seguirnos para más marketing.

1 vista0 comentarios